Educación Sustentable

La educación sustentable es sinónimo de respetar, amar, innovar, incluir y tomar lo mejor de todo lo que conocemos para hacerlo nuestro.

En Chile la discusión sobre la calidad de la educación se centra sobre todo en los aspectos cognitivos del proceso de aprendizaje y la entrega de contenidos. El hecho de que los mecanismos de evaluación más utilizados, tanto para medir el desempeño de los alumnos como de los profesores, consideren resultados académicos, dominio de materias y estrategias didácticas, no hace más que llevar la reflexión hacia esa dimensión del proceso educativo. Por ende, muchas de las medidas que se desarrollan apuntan justamente a paliar deficiencias en este sentido.

Estamos de acuerdo en que la entrega de contenidos y el desarrollo de técnicas que permitan un aprendizaje más eficiente de estos es un punto fundamental. Sin embargo, nuestra experiencia de 26 años trabajando con jóvenes en un espacio escolar, nos han enseñado que la educación no puede, bajo ningún punto de vista, centrarse solamente en la dimensión intelectual. Si queremos que los niños y jóvenes “realmente se eduquen” es necesario mirar este proceso de una forma holística, incorporando en él todas las esferas de la vida de las personas: mental, física, emocional y afectiva, creativa y espiritual.

Creemos firmemente en el poder transformador de la educación, pero de una educación enfocada, reflexiva, inclusiva, flexible y de alta calidad. Entendemos por alta calidad no sólo aquella que entrega los contenidos que se encuentran presentes en los programas de estudio, sino aquella que se hace cargo de las necesidades de sus alumnos en tanto individuos, así como de las relaciones que se establecen entre ellos y con la comunidad educativa en general (que se compone además de profesores, directivos y familias).

En el modelo que hemos desarrollado en la Escuela Agroecológica de Pirque, esta mirada no sólo incluye la formación de los alumnos, si no que se traspasa al quehacer pedagógico de los profesores, a la definición del currículo, al estilo de liderazgo de la dirección y a toda la cultura escolar que hemos construido. Siempre hemos creído necesario que las personas salgan del resentimiento social y se conviertan en protagonistas y creadoras de sus vidas mediante la toma de conciencia y el propio esfuerzo de superación. Queremos educar con calidad integrando la diversidad, dando a los jóvenes una visión de mundo que les permita transformarse a sí mismos, pero también las herramientas con las que puedan transformar sus realidades.

Para más información sobre este modelo revise los manuales:

Currículo e Innovaciones Pedagógicas
Gestión Directiva
Cultura Escolar
Convivencia Sustentable